Bogota: The city of bikes

Bogota: The city of bikes

Tradition as a bike city

Every Sunday morning from 7 am to 2 pm in Bogota, Colombia, more than 100 kilometers of road are closed and inaccessible to motor vehicles to leave room for bikes, runners and rollerblades taking over the roads. This started in December 1974 when cycling aficionados encouraged the city’s mayor.

Since the 70s ciclovia has become a part of life for most Colombians who reside in the country’s capital. The city has over 8.01 million habitants within an area of less than 2000 squared kilometers, which leaves many families living in apartments with little room for children to run around and play. Therefore, Ciclovia becomes a religious activity for many families to get out of their homes and exercise.

This great idea has spread around the world and now exists in countries such as Australia, Belgium, Canada and India, where governmental faculties close off small sections of the roads to allow for bike riders to enjoy the day. Unfortunately, only a few other countries have been able to accomplish the permanent establishment of a program such as Ciclovia, and instead acts as a one day event.

Bike city today

In recent years, Bogota was declared the bike capital of the world due to their successful efforts in increasing bike riders while decreasing the amount of commuters in automotive vehicles.

Permanent biking routes, known as Cicloruta, or Cycle Routes, cover about 360 kilometers of the city. These routes are separated from the automotive roads, and provide a safe and convenient way for commuters who choose to cycle to work. In fact, almost 84,000 people use Bogota’s cycle routes every day to get to work.

Like many other countries around the world, Bogota continues to encourage and educate their citizens to increase the amount of bike riders around the city and therefore reduce the emissions by automobiles around the city. Luckily, Bogota has been successful in doing so by incorporating a side of distraction and fun for the city through ciclovia, established more than 40 years ago. Many countries can definitely take a bit of advice from Bogota in establishing bike use as a convenience and pleasurable activity!

Bogotá: la ciudad de las bicicletas

La tradición como ciudad de la bicicleta

Todos los domingos por la mañana de 7 am a 2 pm en Bogotá, Colombia, más de 100 kilómetros de carreteras están cerrados e inaccesibles para los vehículos motorizados, lo que deja espacio para bicicletas, corredores y patines que se apoderan de las carreteras. Esto comenzó en diciembre de 1974 cuando los aficionados al ciclismo animaron al alcalde de la ciudad.

Desde los años 70, ciclovia se ha convertido en parte de la vida de la mayoría de los colombianos que residen en la capital del país. La ciudad tiene más de 8.01 millones de habitantes en un área de menos de 2000 kilómetros cuadrados, lo que deja a muchas familias que viven en apartamentos con poco espacio para que los niños corran y jueguen. Por lo tanto, Ciclovia se convierte en una actividad religiosa para que muchas familias salgan de sus hogares y hagan ejercicio.

Esta gran idea se ha extendido por todo el mundo y ahora existe en países como Australia, Bélgica, Canadá e India, donde las facultades gubernamentales cierran pequeñas secciones de las carreteras para permitir que los ciclistas disfruten el día. Desafortunadamente, solo algunos otros países han podido lograr el establecimiento permanente de un programa como Ciclovia, y en su lugar actúan como un evento de un día.

La ciudad de las bicicletas hoy

En los últimos años, Bogotá fue declarada la capital mundial de las bicicletas debido a sus esfuerzos exitosos en aumentar el número de usuarios de bicicletas y al mismo tiempo reducir la cantidad de pasajeros en vehículos automotores.

Las rutas de ciclismo permanentes, conocidas como Cicloruta, o Rutas en bicicleta, cubren aproximadamente 360 kilómetros de la ciudad. Estas rutas están separadas de las carreteras automotrices, y proporcionan una manera segura y conveniente para que los pasajeros que eligen ir en bicicleta al trabajo. De hecho, casi 84,000 personas usan las rutas ciclistas de Bogotá todos los días para ir al trabajo.

Al igual que muchos otros países del mundo, Bogotá continúa alentando y educando a sus ciudadanos para que aumenten la cantidad de ciclistas en la ciudad y, por lo tanto, reduzcan las emisiones de automóviles en la ciudad. Afortunadamente, Bogotá ha tenido éxito al hacerlo al incorporar un lado de distracción y diversión para la ciudad a través de ciclovia, establecida hace más de 40 años. ¡Definitivamente muchos países pueden tomar un poco de consejo de Bogotá para establecer el uso de la bicicleta como una actividad cómoda y placentera!

This is a post from our Central and South America Services Newsletter 4-2018. The entire newsletter can be found here. You can also subscribe to this newsletter and receive the current issue directly on the release date.